La DGT ha empezado a realizar inspecciones técnicas a vehículos de transporte como camiones, furgonetas y autobuses. Estas inspecciones tienen la finalidad de detectar posibles averías en los vehículos con el objetivo de evitar y prevenir futuros accidentes de tráfico.

Un dispositivo de unidades móviles tendrán la tarea de realizar las inspecciones técnicas a los diferentes tipos de vehículos. Dichas unidades dispondrán de todo el equipamiento técnico para realizar de forma efectiva los controles.

Las inspecciones se han iniciado este mismo mes de enero, y están programadas hasta el mes de agosto. Las unidades de inspección estarán formadas por miembros del equipo de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) por todo el territorio nacional, exceptuando el País Vasco y Cataluña.

Las pruebas están formadas por diferentes procesos, entre los cuales encontramos: la identificación del vehículo, el funcionamiento y estado del sistema de frenado, inspección del equipo de iluminación, comprobación del sistema eléctrico, ejes, ruedas, neumáticos y suspensión, etc.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se encargará de llevar a cabo los diferentes controles. La ATGC, también comprobará la documentación del vehículo y del conductor, acompañado de un test de alcoholemia. Finalmente, se comprobará que los conductores respeten los horarios de descanso y de sueño.