Las compañías Kongsberg y Yara han alcanzado un acuerdo para la creación del primer buque eléctrico en 2018. El Yara Birkeland será el primer barco encargado de transportar contenedores con propulsión eléctrica. Ambas empresas, prevén que el buque estará disponible a partir del segundo semestre del año que viene. Este buque esta diseñado para llevar a cabo rutas con poco kilometraje.

En el primer año después de su lanzamiento, el barco se controlará de forma convencional. A partir del segundo año, el buque podrá ser dirigido mediante un control remoto. Pero no será hasta 2020 cuando el barco pueda llevar a cabo de forma autónoma sus actividades.

Este nuevo buque se ha creado con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 a la atmosfera, reduciendo de este modo el impacto que genera el transporte marítimo y por carretera sobre el medio ambiente. Ambas compañías esperan que este proyecto sirva como precedente y que las otras empresas del sector apuesten por este tipo de tecnologías.