Para las empresas dedicadas a la logística y transporte el almacén y, las operaciones que se realizan en él, se han convertido en elementos vitales para el desarrollo de sus actividades y la consecución de sus objetivos. Por lo tanto, las empresas del sector logístico y transporte deberán gestionar a la perfección sus almacenes, ya que la parición de cualquier problema afectará de forma negativa al resto de áreas de la empresa.

La importancia de los almacenes en este tipo de empresas recae principalmente en las funciones que llevan a cabo. El almacén, es el lugar de las empresas donde se almacenan tanto materias primas, como productos terminados e incluso los pedidos de los clientes preparados para ser transportados. Cualquier error en los almacenes puede dejar a la compañía sin recursos ni materias primas para seguir realizando sus actividades, o a los clientes sin sus pedidos. Además, una mala gestión de los stocks de la compañía pueden comportar una subida de los costes de almacenamiento o por otro lado, una insuficiencia de materias primas con las que seguir operando.

 

Almacenes de tránsito

En el transporte de mercancías, además de los almacenes convencionales, encontramos los almacenes denominados de tránsito. Este tipo de almacenes suelen estar distribuidos de forma estratégica a lo largo de un territorio o áreas geográficas. La función de los almacenes de tránsito consiste en facilitar y agilizar la entrega de mercancías en destinos lejanos al centro operativo de la empresa. Por lo tanto, estas instalaciones permiten acercar la mercancía a los puntos de entrega más lejanos para la compañía, con el objetivo de acortar los plazos de entrega para el cliente cuando éste desee disponer de sus pedidos.

Los almacenes de tránsito deben estar adaptados y acondicionados para poder ejecutar de forma rápida y constante recepciones de mercancías y expediciones de cargas. Esto se debe a que en este tipo de almacenes las recepciones y expediciones son dos tareas que se realizan de forma constante y continuada, por lo que se requiere una sincronización y coordinación muy precisa para no ralentizar los procesos.

 

Los almacenes en el sector de logística y transporte

A modo de conclusión destacamos la importancia que tienen los almacenes para las empresas que operan en el sector de la logística y transporte. Las operaciones que se ejecutan en los almacenes son vitales para lograr sus objetivos, ofrecer un servicio de calidad a sus clientes y controlar sus costes operativos. Los empleados que operen en los almacenes deberán ser cualificados y se les deberá asignar una función específica con el objetivo de coordinar todas las actividades y aumentar la eficacia  y eficiencia de la compañía. Todo ello, permitirá reducir los tiempos de gestión y los gastos operativos, lo que conllevará la posibilidad de ofrecer a los clientes un servicio de calidad adaptado a sus necesidades y a un precio inferior.