Para dar respuesta a la creciente necesidad de los clientes que desean obtener los productos comprados vía online en el menor tiempo posible, Amazon ha patentado un nuevo sistema que permite realizar envíos anticipados a sus clientes.

“Method and System for Anticipatory Package Shipping” es el nombre del sistema que Amazon ha patentado para anticipar las compras online que realizan sus clientes. Este sistema se basa en el análisis de Big Data y permite enviar un producto a un cliente incluso antes de que éste realice la compra, permitiendo reducir el tiempo de entrega a unas horas.

Amazon empezará a utilizar el nuevo sistema en productos de consumo masivo. Para llevar a cabo este método de envíos anticipados Amazon se dedicará a almacenar y analizar Big Data que le permita crear un modelo predictivo del comportamiento del consumidor. Mediante el historial de compras de los clientes y los hábitos de consumo de cada uno de ellos. Posteriormente, se crearán patrones y pautas que permitirán anticipar la demanda de productos.

Los modelos predictivos que se creen permitirán a la compañía conocer que productos, probablemente, serán consumidos en un barrio o una determinada área geográfica. Poder predecir la demanda de un producto para una zona, permite a Amazon realizar envíos especulativos del producto que se demandará a almacenes cercanos a esa localidad. Este sistema permitirá al gigante del transporte reducir los tiempos de entrega de forma significativa, pasando de entregar productos en 1 o 2 días a unas pocas horas.

El sistema desarrollado, también tiene en cuenta los costes añadidos que implica realizar esta actividad. El propio sistema genera una previsión de los costes de transporte y almacenaje de los productos que se envíen de forma anticipada. Además, también se realiza una predicción sobre los costes que supondría tener que realizar la devolución del producto a los almacenes centrales en caso de no poder liquidar las existencias.

La nueva herramienta de Amazon permitirá dar servicio a muchos más usuarios y además, reducir de forma significativa los tiempos de entrega. Todo ello, significará una gran ventaja competitiva para la propia compañía.