El Consejo de Ministros, el pasado 9 de diciembre aprobó el Marco de Acción Nacional español de energías alternativas en el transporte. El objetivo de esta nueva legislación es que España se ajuste a la Directiva 2014/94/UE, la cual establece la implantación de infraestructuras para el suministro de combustibles alternativos.

El artículo 3 de la Directiva 2014/94/UE establece que todos los Estados Miembro deberán adoptar un Marco de Acción Nacional para fomentar el uso de combustibles alternativos y la implantación de infraestructuras para su suministro.

Actualmente, en España ya es posible suministrar combustibles alternativos a los buques en todos los puertos españoles mediante el uso de camiones cisterna. Aun así, el sistema de suministro de combustible no es óptimo, ya que no permite suministrar el combustible a todos los tipos de buques.

El documento será revisado en 2019, dónde se analizará si los objetivos propuestos han sido alcanzados y si la demanda provoca la creación de nuevas instalaciones e infraestructuras.