Los Bitcoins son una moneda virtual e intangible, por lo que no puede materializarse ni en monedas ni billetes, aunque pueden utilizarse como como una forma de pago. Los Bitcoins quedan registrados en una cuenta personal, dónde aumentan o se reducen a medida que se realizan ingresos o pagos, como si de una cuenta bancaria se tratara.

La principal diferencia existente entre los Bitcoins y las divisas convencionales es la ausencia de control de las entidades bancarias o gubernamentales. Es decir, los Bitcoins no están regulados por ninguna entidad gubernamental de ningún país o por entidades financieras como podrían ser el Banco Central Europeo o la Reserva Federal de los Estados Unidos. La regulación de esta moneda la ejercen los propios usuarios de la moneda a través de las transacciones que se realizan. Por lo tanto, el valor de la moneda se establece mediante su producción, en función de la oferta y la demanda de la misma.

El precio de un Bitcoin se establece mediante algoritmos que analizan la oferta de la oferta y la demanda y posteriormente le asigna un valor. Recientemente, el valor de un Bitcoin se establecía aproximadamente en unos 6.707 euros. El tipo de cambio, se establece según el valor de la moneda, por lo que al fijarse mediante la oferta y la demanda provoca que los precios fluctúen con asiduidad, pudiendo producirse oscilaciones de más de 2.000 euros en pocos días.

Los Bitcoins pueden obtenerse de diferentes formas. La primera consiste en adquirirlos en mercados de Bitcoins como puede ser el portal digital Bitcoin.com, lugar donde se permite la conversión de divisas convencionales a Bitcoins. La segunda forma de conseguirlos es mediante la comercialización de productos a cambio de Bitcoins, es decir permitir el pago a los clientes con esta criptomoneda.

Operar con los Bitcoins es bastante sencillo, ya que solamente deberemos descargar alguna aplicación móvil para Android o iOS como MultiBit. Mediante estas aplicaciones los usuarios podrán crear monederos virtuales donde podrán almacenar y disponer de sus Bitcoins. Estos “monederos” que actúan a modo de depósito bancario generan una clave privada mediante la cual permite realizar todas las transacciones.

A lo largo de las últimas semanas los Bitcoins y otras criptomonedas han cobrado un gran interés por parte de la sociedad. Actualmente, algunos negocios ya permiten a sus clientes realizar pagos en monedas virtuales, aunque estos no son la mayoría. Por lo tanto, deberemos seguir atentamente cómo evolucionan las criptomenedas en el futuro.