Los ERP (Enterprise Resource Planning) son proyectos que tienen como objetivo cambiar la forma de trabajar de una organización, aumentando al mismo tiempo la eficiencia y la rentabilidad de la misma.

Según Datisa, los puntos que deben tenerse en cuenta para decidir si una empresa del sector de la logística y del transporte necesita un ERP o no son:

-Falta de control sobre el negocio: suele darse este factor por una falta de información actual y verídica que aporte una visión general de la compañía. Este hecho provoca que la toma de decisiones se fundamente sobre datos sin consolidar.

Dificultad para acceder a la información: aunque poseamos datos y información provechosa en el sistema, debe ser fácil acceder a estos y debe estar al alcance de todos en cualquier momento o situación.

Demasiada tecnología incomunicada: utilizar una gran cantidad de herramientas puede ser a la larga perjudicial para la empresa. El uso de muchos software distintos al mismo tiempo para distintas tareas pone en peligro la fluidez de la información y dificulta el control y el análisis de la evolución de las distintas áreas de negocio.

Dificultad de uso y lentitud en la respuesta: los sistemas de software complejos deben tratar de simplificarse al máximo, ya que cuanto más fácil de entender sea el software más rápida será la respuesta que ofrezca el usuario y menos se demorará en el desempeño de su actividad.

Demasiado tiempo para realizar tareas básicas: las tareas simples que conlleven representen un gran pico de trabajo requieren una mejora imprescindible, ya que en caso contrario bajemos de forma muy notable la productividad y eficiencia de la compañía.