El 1 de enero de 2017 se permitió la circulación de los megacamiones de 25,2 metros y de 60 toneladas de MMA por las autopistas alemanas. El Parlamento alemán aprobó esta nueva legislatura tras un periodo de pruebas de cinco años. En este periodo, se demostró que siempre y cuando se apliquen ciertas limitaciones, los megacamiones pueden circular sin problemas por las autopistas.

La nueva legislación ha sido confirmada  por el ministro de Transporte de Alemania, tras la confirmar que los megacamiones son igual de seguros que los camiones convencionales. Dicha evidencia se demuestra en un informe realizado por el Instituto Federal de Investigación de Autopistas.

Desde el Partido Socialdemócrata, se opina que los megacamiones representan una opción viable, ya que es más económico y ofrece una mayor flexibilidad que el ferrocarril. Este hecho se debe a que los ferrocarriles requieren una carga completa mientras que los megacamiones ofrecen la posibilidad de circular con menor carga, lo cual aporta una mayor flexibilidad.

Las asociaciones industriales, así como también el sector del comercio al por mayor, la logística y la industria del automóvil han mostrado su apoyo a la nueva legislación. Estas asociaciones, creen que los megacamiones aportan grandes ventajas al transporte de mercancías por carretera como por ejemplo: los megacamiones emiten menos emisiones de CO2 a la atmósfera. Por otro lado, estos vehículos requieren menos combustible que los convencionales y además pueden transportar el triple de mercancías.