La próxima entrada en vigor de la nueva Normativa Foral, implanta la obligatoriedad de desvío de los vehículos de transporte pesado en varios tramos de la N-I hacia la autopista de peaje A-15. Ante esta situación, el Departamento de Mercancías del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) ha convocado varias movilizaciones en señal de protesta.

Las movilizaciones propuestas por el CNTC se llevarán a cabo en forma de suspensión del tráfico de camiones a nivel nacional e internacional. También, las medidas implantadas afectarán al desarrollo de las actividades de carga y descarga en la provincia de Guipúzcoa. La paralización de los servicios se hará efectiva entre el próximo 2 de enero hasta el 5 de enero sin interrupciones.

El Comité Nacional de Transporte por Carretera, ha emitido recientemente un comunicado donde ha dado a conocer las diferentes vías de negociación que ha utilizado para llegar a un acuerdo con el Gobierno de Guipúzcoa. Todos los intentos de negociación empleados hasta la fecha han fracasado. Aun así, el CNTC no arroja la toalla y seguirá escuchando propuestas con el fin de evitar la movilización.

El presidente del CNTC ha advertido que la movilización programada para el 2 de enero es la primera acción entre varias medidas.  En caso de no alcanzar un acuerdo con las autoridades de Guipúzcoa, la CNTC ha anunciado que valorará la opción de tomar medidas más drásticas.