La Comisión Europea planea llevar a España al Tribunal de Justicia de la Unión Europea por sospecha de incumplimiento de la regulación nacional sobre los requisitos necesarios para acceder al sector del transporte de mercaderías. La norma española solicita un mínimo de tres vehículos para acceder a dicho sector mientras la Unión Europea en el reglamento 1071/2009 solicita como mínimo un solo camión.

La Comisión Europea, ante ese choque de requerimientos entre la ley español y el reglamento europeo 1071/2009 ha decidido llevar a España ante la justicia con la intención de que modifique su reglamento y se adapte a la normativa europea, y que por lo tanto, rebaje los requisitos para el acceso al mercado del transporte.

La administración española, atendiendo a las particularidades del sector del transporte español, ha obligado a solicitar unos requisitos más estrictos a los candidatos potenciales que buscan introducirse en el sector del transporte.

Las asociaciones profesionales españolas, han mostrado su apoyo a la normativa española, la cual restringe el acceso al mercado y reduce la competencia.