La consultora Miebach Consulting, ha realizado un estudio donde han participado 175 empresas de varios sectores industriales. Este estudio ha podido corroborar que la gestión integrada de la producción y la logística tiene un potencial de ahorro de hasta un 25%.

La cadena de suministro, debe estar bien planificada y necesita la colaboración de todos los recursos humanos que envuelven a una empresa, incluyendo a clientes, trabajadores y proveedores para poder tomar de forma acertada decisiones en todos los niveles. Según este estudio, una mala coordinación de todos ellos, provocará niveles de stock inadecuados.

Aplicando el concepto Lean en los procesos de producción podemos alcanzar ahorros de más del 5%. Por esta misma razón, si analizamos los procesos de producción y logística conjuntamente el potencial total de ahorro se verá incrementado hasta en un 25%.

Los resultados obtenidos demuestran que es necesario implantar un sistema global de gestión de la cadena de suministro para aumentar el potencial de optimización de procesos. Para ello, será necesario disponer de las herramientas más adecuadas como pueden ser: proyectos entre departamentos, reuniones periódicas, una planificación colaborativa, etc.