Grupo Ibertransit dispone de autorización de la administración aduanera y tributaria como lugar autorizado que le permite almacenar mercancías indefinidamente procedentes de Países fuera de la Unión Europea sin el pago de los derechos arancelarios y demás impuestos que gravan la importación.

Otra de las ventajas del deposito aduanero es la de poder manipular las mercancías antes de ser despachadas a consumo o efectuar el correspondiente “pedido” siempre sujeto a que las mercancías no deben de ser alteradas de su estado original.