María Seguí, la directora general de Tráfico, presentó ayer su dimisión ante el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, el cual ha aceptado su decisión. La hasta directora se ha visto obligada a tomar esta decisión por las investigaciones abiertas en su contra por un presunto caso de desviación de fondos públicos para financiar proyectos que habrían favorecido a su marido.

La Dirección General de Tráfico tenía previsto cerrar en breve la investigación que probaría la concesión de fondos públicos a su esposo, para que desarrollase tres proyectos de investigación en la Universidad de Zaragoza.

Valdés, el marido, se habría beneficiado también de un viaje, pagado por la Confederación Nacional de Autoescuelas, organismo que controla los cursos de recuperación de puntos y que fue adjudicatario de dicha formación. Fue el jefe de Francisco José Valdés, Juan José Alba, quien denunció al matrimonio ante la Fiscalía Provincial de Zaragoza por los presuntos delitos de cohecho, tráfico de influencias, extorsión y chantaje.