Los e-sourcing son plataformas digitales que permiten a las empresas lograr la consecución de sus objetivos en el área de compras. Estas plataformas optimizan la eficacia de cada una de las compras que realiza la empresa, ya sea de carácter regular o esporádico. Además, los e-sourcing permiten al acceso a los proveedores de la compañía por lo tanto, facilita la gestión de los pedidos y mejora la relación con los mismos.

Esta herramienta funciona mediante tecnología web colaborativa la cual, permite que los usuarios de la plataforma se comuniquen y lleven a cabo sus negociaciones en tiempo real. Otro aspecto relevante, es la facilidad que ofrece en el momento de intercambiar información entre clientes y proveedores reduciendo el tiempo requerido para el proceso de adquisición, además de simplificarlo.

Las empresas que utilizan esta plataforma experimentan grandes beneficios. El primero de ellos, consiste en la reducción de los costes relacionados con el proceso de aprovisionamiento. Al poder negociar con los proveedores en tiempo real se reducen los costes derivados de la impresión de documentos.

Otro beneficio a destacar es la optimización del tiempo. Tanto los clientes como los proveedores tienen acceso a la información de la otra parte negociante a tiempo real por lo que, no será necesario esperar a las contestaciones de la otra parte. Además, los clientes pueden solicitar presupuestos a proveedores al mismo tiempo y valorar las distintas ofertas.

Todos estos aspectos favorecen la mejora de la comunicación en la cadena de aprovisionamiento. Gracias a la transparencia y a la rapidez para compartir la información que ofrecen estas plataformas se reduce el efecto negativo de las barreras geográficas. Tanto clientes, como proveedores pueden comunicarse con efectividad y eficiencia en tiempo real, lo que permite a las empresas buscar a los proveedores que se ajusten con mayor precisión a sus demandas.

Fuente: Transporeon