En la entrada de hoy hablaremos sobre uno de los documentos más importantes, y de los más utilizados, en el transporte marítimo de mercancías. El documento en cuestión, el sea waybill, es uno de los documentos básicos requeridos para la exportación e importación de mercancías mediante el transporte marítimo. A continuación, definiremos el sea waybill y comentaremos la información más importante que este documento debe contener.

 

¿Qué es el sea waybill?

El sea waybill o también conocido como documento de conocimiento de embarque marítimo en español, es un documento que contiene la información relacionada con el contrato de transporte marítimo. El sea waybill tiene como función principal demostrar que las mercancías han sido embarcadas a bordo del buque. Además, este documento también recoge y detalla la responsabilidad de cada contratante a lo largo de la operación de transporte.

Por lo tanto, el sea waybill es un documento puramente informativo. A diferencia del B/L o bill of landing, el sea waybill no se considera un tñitulo de valor, por lo que no se transfiere la propiedad de las mercancías que se transportan.

 

¿Quién expide el sea waybill?

El sea waybill lo elabora el agente de la naviera que se encargará de realizar el transporte marítimo de mercancías. Cuando la mercancía llega al puerto, se entrega este documento al exportador como prueba de que su mercancía ha sido cargada y está lista para ser transportada.

 

¿Qué utilidad tiene el sea waybill?

Este documento es de gran utilidad en actividades como exportaciones e importaciones ya que permite realizar estas operaciones muy rápidamente. El sea waybill es considerado como un recibo para el agente que exporta la mercancía. Cuando el exportador recibe el documento, éste da el visto bueno para que el puerto pase a ser el responsable de la mercancía. Es en este punto cuando la naviera puede iniciar el transporte de las mercancías hacia su destino.

 

¿Qué información debe contener el sea waybill?

En el sea waybill, para que sea útil, es imprescindible que aparezcan una serie de datos y detalles que mencionamos a continuación:

En primer lugar, en el sea waybill deberán aparecer siempre el nombre del expedidor de la mercancía y el destinatario de la misma para así poder identificar fácilmente las personas que están involucradas en la operación.

En segundo lugar, en el documento deberá quedar reflejado el puerto de origen desde el cual partirán las mercancías, el puerto de destino en el que se entregará la mercancía y la ruta marítima que seguirá el buque.

Finalmente, en tercer lugar, deberá hacerse mención sobre las responsabilidades que asume cada una de las partes involucradas en la operación de transporte marítimo. En el documento se especificará quien soporta la responsabilidad en cada caso y que limitaciones tiene cada agente a lo largo de la operación.

 

Aunque el sea waybill no es un contrato oficial, desde un punto de vista legal, sí que se contempla como un documento demostrativo que agiliza las operaciones de despacho, y por lo tanto, agiliza el transporte de mercancías.