España, según un estudio elaborado por la Universidad de St. Louis, es el tercer país de la Unión Europea desde el cual es más caro relalizar el envío de un paquete a otro país miembro, ya que los costes de envío pueden llegar a ser tres veces más caro que en otros países.

En España, varios ejemplos recogidos en el estudio demuestran que la relación del precio no está asociada ni a la distancia ni al coste de la entrega en el país de destino. Por ejemploenviar un paquete de 2 kilos a Portugal cuesta 32,74 euros desde España, mientras que desde Francia,  el coste es de 16,50 euros. El precio medio de un envío de dos kilos desde España a otro Estado miembro es de unos 15 euros.

Las conclusiones del estudio, demuestran que lo que más encarece el coste de un envío es la llamada “última milla”, es decir, el último tramo del recorrido del paquete, pero esto no se traduce en el precio real.

La Comisión Europea ha destacado que estos resultados ponen de manifiesto el “fallo de mercado” que existe en la región en los servicios de paquetería y que como consecuencia, frenan la expansión del e-commerce transfronterizo al disuadir a los usuarios a la hora de vender o comprar productos en otro país.