El Gobierno de Francia está planteando la implantación de la ecotasa para todos los vehículos de transportes de mercancías que transiten por las vías francesas. La implantación de esta tasa afectaría negativamente al transporte internacional, principalmente a la exportación de productos españoles. Ante esta situación los principales organismos del sector del transporte han empezado a movilizarse para intentar frenar esta situación.

Unos años atrás, en 2013, Francia ya intentó implantar la ecotasa. Esta medida no cuajo, ya que los propios transportistas franceses se impusieron a esta aplicación. El Gobierno francés argumentaba que la recaudación obtenida mediante esta tasa iría dirigida a mejorar las infraestructuras del país.

La CETM, junto a otras organizaciones, ya han expresado su descontento ante la aplicación de esta medida. El portavoz de la CETM ha dado a conocer su visión sobre el tema, alegando que la ecotasa tendrá efectos muy negativos para el sector del transporte en España. Además, ha hecho mención a la gran cantidad de camiones españoles que cruzan la frontera con destino a los principales mercados de Europa. Por lo tanto, las empresas que deban pagar la ecotasa para poder exportar sus productos a Europa verán incrementados sus costes.

Finalmente, la Confederación del transporte apela que los transportistas ya pagan los peajes franceses por el uso de autopistas, por lo que estos ingresos ya deberían ser suficientes para cubrir el mantenimiento de las vías.