Debido a los atentados terroristas que sufrió Francia el pasado 2015, el Gobierno francés ha empezado a implantar nuevas medidas de control para evitar otro hecho similar. Una de estas nuevas medidas consiste en la intensificación de los controles fronterizos con los países con los que comparten frontera.

Matthias Fekl, el ministro de Interior francés, ha anunciado la intensificación de los controles fronterizos entre el próximo 1 de mayo hasta el 31 de octubre. Esta medida, probablemente, afectará al tránsito de mercancías procedentes de España por la frontera francesa.

Mientras la intensificación de los controles esté en vigor, se prevén fuertes retenciones en las principales vías que crucen la frontera entre España y Francia. La mayoría de estos controles se efectuarán sobre los camiones. Por lo tanto, se estiman ralentizaciones de hasta tres horas para cruzar la frontera.