Desde la Consejería de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, se ha emitido un comunicado informando sobre la aprobación de los desvíos de camiones. Los municipios de la provincia de Tarragona han dado el visto bueno a la desviación obligatoria de los camiones que transiten por la N-340 a la AP-7.

Con la aprobación de esta propuesta los camiones que circulen por la N-30 deberán desviarse a la AP-7 en los tramos siguientes: Peñíscola-L’Hospitalet de l’Infant y Altafulla-Vilafranca del Penedes Sur.

La desviación de los camiones, tiene por objetivo mejorar la fluidez del tráfico en la carretera nacional N-340 y reducir el número de siniestros.

Los transportistas serán compensados con un descuento del 42%, mientras que los transportistas que realicen desplazamientos locales recibirán una bonificación del 50%. Por otro lado, los transportistas que circulen con vehículos ligeros dispondrán del peaje gratuito si el trayecto de ida y vuelta que realicen se ejecuta en 24 horas.