Hoy en día, para las empresas dedicadas al sector logístico y de almacenaje es de vital importancia conocer su nivel de stock óptimo para abaratar los costes de almacenamiento. Para calcular el nivel de existencias que debe tener una empresa hay varios métodos, aunque uno de los más destacados es el BTF (Built To Forecast).

El BTF, es un enfoque que se utiliza para calcular el nivel óptimo de stock de una compañía basándose en la demanda. Este enfoque consiste en predecir el nivel de ventas que tendrá la compañía para almacenar las existencias suficientes para abastecer a la demanda.

Para predecir las ventas, es de vital importancia conocer si éstas son cíclicas, estacionales o regulares. Para ello, es imprescindible analizar los históricos de ventas para conocer las unidades vendidas en cada periodo y establecer patrones y tendencias de consumo que faciliten la prever las futuras ventas.

Los principales beneficios que aporta el enfoque BTF para una empresa son los siguientes: en primer lugar, permite una mayor planificación de las ventas debe llegar a cabo la compañía durante un periodo, lo cual permite fijar objetivos claros para el departamento de ventas. También, permite averiguar si la empresa está vendiendo menos unidades de las previstas, por lo tanto ayuda a detectar problemas que se puedan producir durante el proceso de ventas y rectificarlos a tiempo.

En segundo lugar, el BTF permite optimizar el espacio de almacenaje y los recursos que destina la compañía para esta actividad. Además, facilita la gestión de inventario y permite obtener un mayor feedback de los diferentes canales de venta y distribución.

Finalmente, si la predicción que se realiza es acertada ayuda a satisfacer la demanda de los consumidores, ya que no habrá problemas de roturas de stock. También, al tener stock suficiente para toda la demanda reduce los plazos de entrega de la mercancía, por lo tanto aumenta el grado de satisfacción de los consumidores.