De forma resumido diremos que los “incoterms” son normas  respecto a las condiciones de entrega de las mercancías y productos en comercio internacional. Su objetivo fundamental es establecer unos criterios definidos sobre la distribución de los gastos y responsabilidades entre  comprador y vendedor durante el contrato de compraventa internacional. 

Los incoterms básicamente regulan cuatro aspectos importantes del contrato de compraventa internacional: la entrega de mercancías, la transmisión de riesgos, la distribución de gastos y los trámites de documentos aduaneros.

Su principal ventaja consiste en haber simplificado mediante 11 denominaciones (Incoterms 2010) normalizadas las condiciones que tienen que cumplir las dos partes contratantes durante los procesos de compra y/o venta de productos en otro país.

Esquema visual de los Incoterms 2010. En azul la responsabilidad del Vendedor. En amarillo la responsabilidad del Comprador