La Generalitat de Cataluña pretende prohibir la circulación de camiones en un tramo de más de 70 Km en la N-340 a su paso por Tarragona, obligándoles a incorporarse a una vía de pago como es la AP-7.

La revista oficial de la Federación Nacional de Transportes de España (Fenodismer), relaciona esta medida relaciona esta nueva medida con la reducción de un 20% de los usuarios de la AP-7 en los últimos tres años. Desde Fenosdismer rechazan esta posible prohibición alegando que solo la aceptarían en caso de que se les ofreciera los transportistas una vía alternativa libre de pago.

Ante una supuesta negativa de la Generalitat de Cataluña, estudiarán una serie de medidas de respuesta ante dicha situación, ya que anteriormente se han impuesto otras promociones.

Un claro ejemplo sería cuando en septiembre de este mismo año la Consejería de Territorio y Sostenibilidad del Gobierno de Cataluña prohibió a los camiones en un tramo de más de 40 Km circular por la N-240 de  Lérida, obligándoles a desviarse por la AP-2, una autopista de pago.