La optimización de la logística de distribución de productos debe ser capaz de resolver situaciones con el objetivo de economizar recursos, anticiparse a la demanda y planificar óptimamente las operaciones de compras y aprovisionamiento.

Para lograrlo es importante tener en cuenta tres factores:

1. Contar con los servicios logísticos adecuados

2. Disponer de sistemas de información suficientes

3. Asegurar la disponibilidad de los recursos e infraestructuras necesarias

Actualmente, gracias a la tecnología, la logística puede tener un mayor control en sus operaciones aumentando la eficiencia y disminuyendo los gastos.

Los resultados no solo se notan en la optimización de la distribución, sino también en una mejora de los sistemas de transportes y en la creación de una red de trabajo que permite mejorar la relación de la empresa con los proveedores y los transportistas.

Información obtenida del Blog oficial de la Universidad EAE Business School, http://bit.ly/14KeDxo