José Ignacio Ceniceros, presidente del Gobierno de La Rioja, ha reiterado el compromiso que adquirió su Gobierno con el Ministerio de Fomento en relación al desvío obligatorio de los camiones de la N-232 a la AP-68. Los camiones estarán obligados a desviarse de la carretera nacional a la autopista de peaje a partir del próximo 1 de diciembre.

El Gobierno de La Rioja, a partir del próximo 1 de diciembre intensificará los controles en la carretera para garantizar que los transportistas cumplan con la normativa y realicen el desvío de la N-232 a la Ap-68. La nueva normativa, no se aplicará a todos los tipos de camiones, sino que solamente será de obligatoriedad para algunos vehículos pesados como camiones rígidos o articulados y vehículos de cuatro o más ejes.

Los vehículos que deban desviarse de la carretera nacional a la autopista, de forma obligatoria, recibirán una compensación del 75% del importe. El 50% de la compensación estará financiada de forma conjunta por el Gobierno de La Rioja y el Ministerio de Fomento.