Tras la delicada situación de la naviera Hanjin, la cual se declaró en suspensión de pagos hace unos días, provocará un gran aumento de los precios de los envíos de contenedores, llegando a provocar algunos contratiempos en la cadena de suministros a nivel global.

Según iContainers, la situación de la naviera coreana provocará cambios drásticos, tanto a corto como a largo plazo, en el mercado. El principal cambio a destacar es que se reducira la capacidad de transporte, lo que al mismo tiempo, provocará un incremento de los precios en el transporte de containers. Actualmente, ya son varias compañías navieras las que han aumentado la tarifa de los fletes.

iContainers, destaca también la incertidumbre que se está viviendo en muchas de las terminales marítimas más importantes del mundo, incluyendo las españolas. Esta situación se ha originado porque la mayoría de los puertos que trabajan con Hanjin no quieren tocar sus buques por miedo a no cobrar los servicios que se presten a la compañía. Este hecho está causando aún más problemas a la cadena de suministros, ya que muchas empresas tienen mercancías detenidas en alta mar a la espera de encontrar una solución.