La Ley Macron, ha vuelto a sufrir una modificación por parte del Ministerio de Empleo de Francia, la cual obliga, a que los conductores profesionales cobren el salario mínimo francés.

El pasado 1 de julio entro en vigor la Ley Macron, ley que establece que todas las empresas transportistas que vayan a desplazarse a Francia para hacer transporte internacional o interior, deberán llevar a bordo de los vehículos de transporte la documentación obligatoria que acredita que el conductor asalariado recibe, al menos, el salario mínimo establecido en el país vecino.

La cantidad deberá justificarse mediante el certificado de desplazamiento, en el que deben aparecer los datos de la empresa transportista, conductor y su retribución salarial. Además, los transportistas deberán circular simpre con una copia del contrato de trabajo.

La nueva modificación establece que a partir del 1 de enero de 2017, las empresas transportistas, antes de hacer un servicio de transporte en Francia, deberán solicitar por internet el certificado de desplazamiento en la página web del Ministerio de Empleo de Francia y el conductor deberá recibir y llevar consigo una copia de dicho documento.