A partir del 1 de enero entrarán en vigor las nuevas tarfifas para los peajes de las autopistas de la Administración General del Estado. Estas nuevas tarifas, reguladas bajo la Ley de medidas fiscales, administrativas y de orden social, supondrán un descenso del 0,6% sobre el precio actual.

Los tramos afectados por este cambio serán los siguientes: en la autopista AP-2 Zaragoza – Mediterraneo y en la AP-7 el tramo comprendido entre Montmeló y La Junquera, mientras que en el tramo Barcelona – Tarragona la reducción de la tarifa será del 0,45%, igual que en el tramo Burgos-Armiñon.

Como excepción, encontramos el tramo de Santiago – Alto de Santo Domingo, el cual sufrirá una reducción del precio de sus tarifas de un 0,1%. El cambió más significativo lao encontramos en el tramo de la autopista R-3 Madrid – Arganda del Rey y en la R-5 Madrid – Navalcarnero, en los cuales las tarifas ascenderán en un 1,34%; siendo estos dos últimos los únicos tramos que sufrirán un aumento de los precios.