Recientemente, Renfe Mercancías ha anunciado el inicio de su nuevo servicio regular de transporte de automóviles mediante los nuevos trenes de más de 600 metros de longitud. La ruta fijada es entre la fábrica de Renault en Palencia y el puerto de Santander.

El periodo de pruebas de este servicio y la ampliación de los convoyes dieron comienzo en el mes de mayo y según los informes elaborados los resultados son positivos.

Estos nuevos trenes están compuestos por veinte vagones, los cuales alcanzan los 600 metros de largo. Al añadir dos vagones más a cada tren, se podrán transportar veinte vehículos más en cada viaje, lo que se traduce como un aumento de un 15% de la capacidad de cada tren de mercaderías.

Hasta la fecha, el servicio que ofrece Renfe es un solo tren diario, aunque la previsión es ampliar el servicio en octubre añadiendo otro tren más diariamente. Esta ampliación del servicio es causada por el aumento de producción que prevé Renault a partir de ese periodo.