El Parlamento Europeo ha calificado de discriminatorio para los extranjeros el nuevo sistema de peajes que quiere instaurar el Gobierno alemán.

Alemania, tiene planeado instaurar el peaje para extranjeros. Este sistema permite que los vehículos matriculados en Alemania puedan deducirse el pago del impuesto de circulación anual. El Parlamento Europeo denuncia este sistema por discriminación de nacionalidad, ya que los conductores que no residan en el país alemán no podrán disfrutar de estas ventajas.

Los miembro del Parlamento, han solicitado a la Comisión Europea que justifique los beneficios que aportará esta medida. También, se le ha solicitado al Ejecutivo que proporcione información esclarecedora y detallada sobre los cambios que se plantean desde el Gobierno alemán.

Finalmente, los miembros de la Eurocámara han advertido sobre la necesidad de establecer un reglamento justo y no discriminatorio para ningún miembro de la Unión Europea.