España ha aumentado de fotma significativa su actividad en materia de exportación, por esto es necesario e imprescindible que las empresas nacionales tengan en cuenta una serie de recomendaciones para obtener el mayor beneficio de esta situación.

La diversificación de los mercados en una economía global es esencial que las empresas se dediquen ha realizar exportaciones de sus productos a otros países. Sin embargo, se puede mejorar y agilizar dicho proceso mediante seis simples recomendaciones que se detallan a continuación.
1. Realizar un estudio de mercado y un análisis económico de la exportación analizando el precio del producto en el mercado internacional, los costos de transporte, de nacionalización, etc.
2. Verificar la subpartida arancelaria del producto a exportar, para que a través de esta podamos conocer los tributos aduaneros (gravamen arancelario e impuesto sobre las ventas) y demás requisitos para la exportación.
3. Consultar el Arancel de Aduanas para verificar si el producto a exportar está sujeto a los vistos buenos e inscripciones previas ante entidades, como ICA, INVIMA, Ministerio de Minas, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ministerio de Transporte, Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, Superintendencia de Industria y Comercio, INGEOMINAS, entre otras.
4. Una vez tengamos lista la mercancía contactaremos con un agente de carga aérea o marítima, para la contratación del transporte internacional.
5. Nos dirigiremos al aeropuerto y solicitaremos la clave de acceso al sistema informático de la DIAN, para que diligencie la Solicitud de Autorización de Embarque. Este trámite debe hacerse ante la Administración de Aduanas por donde se va a despachar la mercancía, entregando, los siguientes documentos: factura comercial, lista de empaque, registros sanitarios o vistos buenos, documento de transporte y otros documentos exigidos para el producto a exportar.
6. Debemos tener en cuenta la forma en que nuestro cliente pagará la exportación. Para esto existen diferentes instrumentos de pago internacional como cartas de crédito, letras avaladas, garantías Standby, entre otras.