Desde el Gobierno de Polonia se ha aprobado e instaurado una nueva ley. El propósito de ésta es aumentar los controles aduaneros para gestionar el transporte por carretera que transita por su territorio. La nueva ley establece una serie de nuevas obligaciones de comunicación, tanto para el expedidor de la mercancía, como al destinatario y al transportista.

Según la nueva orden, todos los intervinientes en el contrato de transporte (expedidor, destinatario y transportista) deberán realizar una declaración sobre la mercancía. La declaración deberá ser presentada de forma individual mediante la plataforma informática habilitada https://presentadagov.pl/.

La entrega de la declaración solamente será obligatoria cuando se produzcan uno de los siguientes casos: Primeramente, cuando el transporte de mercancías se inicie en el territorio del país. En segundo lugar, cuando el transporte de mercancías tenga como destino final Polonia. Finalmente, será necesaria la entrega cuando se transporte mercancías a través de Polonia, aunque no sea el destino final.

En caso de incumplir la normativa no se impondrán sanciones hasta el próximo 1 de mayo de 2017. Una vez concluido este plazo de adaptación, se aplicarán controles y se recurrirá a sanciones económicas de entre 1.200 y 4.700 euros.