En agosto Portugal aprobó la Ley 24/2016 de 22 de agosto, la cual establece la devolución parcial del impuesto sobre los carburantes a las empresas del sector de transporte por carretera.

Esta nueva normativa entrará en vigor el 1 de enero de 2017 y supondrá el derecho al reembolso de forma trimestral la diferencia del impuesto sobre los carburantes de gasóleo para las empresas portuguesas y europeas acogidas a este régimen. Esta será la primera vez que Portugal aplique esta normativa.

Los transportistas acogidos a este régimen obtendrán un ahorro de 13 céntimos por litro. Esta Ley tiene algunas limitaciones, ya que la Ley da derecho a descuento a los transportistas que circulen con un vehículo de más de 7,5 toneladas de Masa Máxima Autorizada (MMA) y pertenezcan a un estado miembro de la Unión Europea. Además, la Ley limita la devolución del impuesto a 40.000 litros de carburante consumido anualmente por vehículo.

La Autoridad Tributaria y Aduanera de Portugal será la encargada de realizar la devolución del impuesto a las empresas transportistas. El cálculo de la devolución del impuesto correrá a cargo de la Autoridad Tributaria y se efectuará en base a la información suministrada por las empresas de carburantes o las empresas del sector del transporte.

La entrada en vigor será el 1 de enero de 2017 aunque el Gobierno de Portugal ya ha puesto en práctica esta medida en algunas localidades cerca de la frontera con España.