La aparición del coronavirus ha provocado que muchas empresas tengan que cesar sus actividades hasta que sea seguro reactivar sus negocios. Sin embargo, algunos sectores han podido seguir desarrollando su actividad, aunque extremando las precauciones. Para garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad ha sido necesario la creación y el desarrollo de protocolos de actuación. El sector de la logística y el transporte ha elaborado su propio protocolo, conjuntamente con varios sindicatos y UNO, para realizar las entregas de última milla sin exponer a los transportistas y así, minimizar el riesgo de contagio.

Protocolo de actuación para las empresas de transporte de mercancías

Las empresas dedicadas al transporte de mercancías, y especialmente al transporte de última milla, son plenamente conscientes del riesgo que conlleva para sus transportistas hacer el reparto de los pedidos, ya que la principal fuente de contagio del virus es el contacto con otras personas. Los transportistas normalmente durante el reparto de mercancías interactúan con varias personas a las que suelen entregar personalmente sus pedidos, lo cual favorece la propagación del virus y incrementa el riesgo de contagio. Para garantizar la salud de los transportistas que realizan transporte de última milla se han establecido las siguientes recomendaciones en el protocolo:

En primer lugar, se ha limitado la presencia de pasajeros y/o transportistas en cabina. Mientras dure esta situación excepcional, solamente podrá viajar un pasajero a bordo de la cabina, en lugar de dos como puede suceder en situaciones normales.

En segundo lugar, se aconseja que los transportistas eviten salir del vehículo siempre que no sea estrictamente necesario. Además, también deben evitar la entrada a oficinas o establecimientos de terceros, exceptuando los centros o instalaciones sanitarias.

Finalmente, se recomienda a los transportistas mantener una distancia de seguridad de más de dos metros cuando tengan que abandonar el vehículo e intervenir personalmente. Si por cualquier motivo, no se puede respetar los 2 metros de distancia se recomienda el uso de mascarillas.

Protocolo para la entrega de mercancías al cliente

Los sindicatos han desarrollado un protocolo para los transportistas que deben realizar entregas de mercancías. El protocolo es estándar para todas las empresas del sector, aunque cada empresa es libre de realizar o no modificaciones sobre la base.

Los transportistas que deban realizar entregas de mercancías, por norma general, deberán actuar siguiendo y respetando las siguientes medidas de seguridad:

  • Los transportistas dejarán la mercancía en el lugar indicado por el receptor de la misma.
  • Cuando se entregue la mercancía, se tocará el timbre y los transportistas deberán retroceder un mínimo de 2 metros para establecer una zona segura.
  • Los repartidores deberán evitar a toda costa el contacto con terceros. Incluso, si es posible, se evitará la firma conforme el destinatario ha recibido la mercancía.
  • Los repartidores evitarán el intercambio de dinero, ya que la propia empresa deberá buscar un sistema alternativo que permita realizar el pago evitando el contacto físico.

El riesgo de contagio por contacto directo con la mercancía proveniente de otras zonas de mayor riesgo es muy bajo, aunque es importante extremar las precauciones, por lo tanto, no hay medidas definidas a la hora de abordar la manipulación de mercancías.