La logística es un sector que ha crecido drásticamente a lo largo de estos últimos años. Como grandes detonantes de esta increíble evolución destacan el auge y la consolidación del comercio electrónico y la “desaparición” de las fronteras a la hora de realizar compras. El gran incremento de actividad en el sector ha comportado unos mejores resultados económicos a las empresas, aunque quizás muchas de estas empresas se han visto obligadas controlar y reducir sus costes para garantizar la sostenibilidad del negocio.

Existen una gran multitud de métodos y herramientas para tratar de ajustar y reducir los costes de una empresa, ya que los costes prácticamente se pueden ver alterados por cualquier actividad en cualquier departamento de una empresa. Una de las principales herramientas que han facilitado muchísimo a las empresas la optimización de sus costes son los softwares. Por este motivo hoy nos centraremos en explicar que aspectos debemos tener en cuenta a la hora de elegir un software para nuestra empresa del sector logístico.

 

 ¿Cómo ayuda un software a reducir los costes logísticos?

La implementación de un software de logística permitirá a la empresa a ejecutar una mejor toma de decisiones sobre el almacenaje y envío de productos. Además, los softwares permiten mejorar la productividad laboral e incrementa la eficacia de los recursos invertidos y en la ejecución de procesos. Todo ello se traduce en una mejor optimización del rendimiento y como consecuencia una reducción de los costes.

 

¿Qué aspectos debemos tener en cuenta a la hora de elegir un software logístico?

Primero de todo, será esencial que pienses y tengas claro cuáles son tus principales necesidades y que aspectos o áreas del negocio necesitan reforzar. Los softwares logísticos estar destinados a dar apoyo a tres áreas concretas: almacenamiento, transporte y comercio global o gestión de clientes, aunque algunos softwares van destinados a cubrir varias funciones de forma simultánea. Por este motivo, antes de implantar un software deberemos tener claro que área de nuestro negocio deseamos optimizar.

Otro aspecto de vital importancia será escoger un software que sea flexible y ampliable, es decir que pueda ir actualizándose e implementando nuevas funciones. Una empresa puede tener una serie de necesidades en un momento determinado, aunque a lo largo del tiempo estas necesidades pueden cambiar, por lo tanto, será muy importante disponer de un software que evolucione junto a nuestras necesidades para así evitar tener que cambiarlo cada pocos años.

 

¿Qué software elijo?

No olvidemos que el software debe permitir a la empresa sacar el máximo rendimiento de nuestros procesos y no entorpecerlos por lo tanto deberemos elegir la opción que mejor se ajuste a nuestras necesidades. Además, planteamos una serie de puntos a tener muy en cuenta que te detallamos a continuación:

  • Sencillez: el software debe ser fácil de implementar, práctico y fácil de usar. En caso de que no se cumplan estas premisas estaremos perdiendo un tiempo y una serie de recursos muy valiosos.
  • Actualización contante del software: deberemos procurar contar con un software que disponga de actualizaciones constantes y periódicas, de lo contrario nuestro software corre el riesgo de quedar obsoleto. Ten en cuenta que la tecnología avanza a pasos agigantados.
  • Servicio técnico eficiente: será de vital importancia que el software que vayamos a contratar cuente de un buen servicio técnico con un equipo de profesionales a tu disposición para que puedas asesorarte para sacar el máximo rendimiento el programa, y para solucionar posibles averías o contratiempos que nos puedan suceder.