A principios de este mismo año, por decisión del Ministerio de Fomento, las notificaciones a empresas sobre inspecciones y sanciones no se comunican por vía postal. Desde el comienzo de 2017, éstas se notifican a través de correos electrónicos. Ante esta situación, la empresas del sector del transporte y los transportistas reclaman que tienen que consultar todas sus direcciones de correo electrónico a diario para comprobar que no hayan recibido sanciones.

Desde la aparición de la Administración Electrónica, los transportistas sufren diversas dificultades para poder comprobar si han recibido alguna sanción. Los transportistas alegan que deben comprobar a diario las sedes electrónicas de todas las comunidades autónomas por las que han circulado con la finalidad de conocer si han sido sancionados o no.

La Administración Electrónica dificulta a los transportistas el conocimiento de sus sanciones. Por otro lado, la falta de respuesta ante una sanción puede derivar a infracciones de carácter muy graves, acompañadas de fuertes sanciones económicas. Por este motivo, los transportistas reclaman una solución a este problema que dificulta el conocimiento de las sanciones, pudiendo evitar infracciones de mayor gravedad.