Las Autoridades del Canal de Panamá, han establecido restricciones de navegación temporales debido a el gran descenso de los niveles de agua, lo cual, impide la navegación con normalidad.

El descenso de los niveles del agua viene dado por una sequía que afecta principalmente a los lagos Gatún y Alhajuela, provocada por el fenómeno climático conocido como el Niño (cambio en los patrones de movimiento de las corrientes marinas).

Este fenómeno climático, impide la navegación por el canal a buques con un determinado calado. Ante esta situación, las autoridades se han decidido por suspender la navegación a todos los buques que tengan más de 12,04 metros de calado para evitar cualquier tipo de accidente.

Aunque estaba previsto suspender estas medidas adoptadas por las Autoridades, por un pequeño aumento del nivel del agua en el Canal debido a las lluvias de las últimas semanas. Los expertos han comprobado que el nivel de agua es insuficiente para navegar por el Canal con seguridad, por lo que la Autoridad ha decidido establecer de nuevo las restricciones de navegación.