Con la aparición de nuevas tecnologías y sistemas de información se están produciendo cambios constantes en la gran mayoría de sectores económicos, y el sector de la logística no es una excepción. Es por ello, que hoy queremos hablar sobre los conceptos de Industria 4.0 y Logística 4.0.

Entendemos por Industria 4.0 el proceso de digitalización que está experimentando el sector de la industria. El sector industrial está sufriendo una transformación integral, ya que muchas empresas están abandonando los sistemas de producción clásicos para adoptar una digitalización integral de todos sus procesos.

Otro gran cambio para el sector industrial ha sido la importancia que ha cobrado la obtención y manipulación de información de los clientes y su entorno. Es por ello que muchas de las decisiones que se toman hoy en día en el sector industrial procedan del análisis de datos almacenados en sistemas Big Data y con la ayuda de plataformas de Business Intelligence.

Logística 4.0

Los grandes avances que se producen en el sector industrial deben ir acompañados  y desarrollados de forma paralela con un sistema logístico que permita dar respuesta a los desafíos que presenta la Industria 4.0 y permitir una continuidad a todos estos avances. En este punto es cuando surge el concepto conocido como la Logística 4.0.

Por lo tanto, al sector de la logística se le abre un frente de retos a los que deberá buscar la forma de hacerles frente durante los próximos años. Como principales retos para la Logística 4.0 se prevén los siguientes:

En primer lugar, si los nuevos modelos de producción industrial permiten aumentar los niveles de producción el sector de la logística deberá encontrar el sistema para reducir los tiempos de entrega y dar respuestas más cortas.

En segundo lugar, también será de vital importancia que el sector encuentre la forma de adoptar modelos logísticos inteligentes que faciliten las operaciones. Además, estos modelos deberán adaptarse a la transformación de los canales de distribución y al reto que presenta la omnicanalidad.

Finalmente, otro de los grandes retos que presenta la logística es el uso de la Big Data para analizar información sobre los clientes, para posteriormente anticiparse a las necesidades que sus clientes presentan.

Actualmente, ya se están implementando nuevos sistemas innovadores en el sector de la logística como pueden ser el uso de etiquetas inteligentes, las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) o el uso de GPS y 3G para el tracking de las mercancías. Aún así, los expertos consideran que aún queda mucho por hacer, empezando por integrar todas estas herramientas con el Big Data. Una vez se consiga integrar el Big Data, se abrirán puertas al desarrollo de nuevas aplicaciones y herramientas que permitirán mejorar los procesos logísticos y actividades relacionadas con la cadena de suministro y el transporte.

Durante los últimos años, el sector de la logística a sufrido una gran multitud de avances tecnológicos. Aún sí, todavía queda un largo camino por recorrer en el  que parece que nuestro siguiente paso será el de la Logística 4.0.