Tras los últimos años, no es ningún secreto que el sector logístico ha ido cobrando cada vez más y más importancia. En España, ha cobrado tal nivel de relevancia, que actualmente, el sector logístico genera un 8% del PIB (Producto Interior Bruto) nacional. Además, los datos recogidos y analizados por los expertos ayudan a seguir siendo optimistas, ya que está previsto que el peso del sector logístico en el PIB incremente en los próximos años. En esta entrada revisaremos los datos más significativos de este sector en España y veremos cuáles han sido las claves de este crecimiento.

 

Los datos más relevantes del sector logístico

El sector logístico, como ya hemos mencionado anteriormente, representa un 8% del PIB de España en 2018.  El PIB de España en 2018 fue de 1.208.248M de euros, con lo que la facturación anual del sector logístico ascendió hasta los 110.000M de euros, sumados a los más de un millón de puestos de trabajo que genera el sector. Por último, otro dato que refleja la increíble importancia del sector es su crecimiento. En 2018, el sector logístico creció aproximadamente un 20% respecto al año anterior.

 

XXI SIL Barcelona

El SIL o Salón Internacional de la Logística es una feria dedicada al sector logístico que tuvo lugar entre el 26 y el 28 de junio en Barcelona. En esta feria de carácter internacional se dieron cita más de 710 empresas de este sector. A lo largo del evento, entre muchas otras cosas, se analizaron las principales causas que motivaron el incremento de la actividad logística en España y se mencionaron nuevas vías para mejorar el sector.

Una de las principales causas principales que han dado lugar a este incremento ha sido el aumento de la contratación de inmuebles dedicados a la actividad logística en un 16% junto con la expansión del e-commerce.

 

La expansión del e-commerce

El incremento de los metros cuadrados destinados a la actividad logística ha sido un factor de gran relevancia para aumentar el peso del sector en el PIB, pero indudablemente, el factor de mayor relevancia ha sido la expansión que ha sufrido el e-commerce.

En 2018, los ingresos obtenidos directamente de las ventas online han sido de aproximadamente 39.000 millones de euros. Además, el e-commerce ha establecido unas nuevas pautas conductuales en el consumidor, provocando que estos soliciten cada vez más entregas y que éstas sean lo más rápidas posible. Todos estos factores han ayudado al sector logístico a desarrollarse y aumentar su actividad.

También es cierto, que no todo han sido ventajas, la explosión del e-commerce ha supuesto un gran reto para los operadores logísticos, ya que estos han visto como la actividad logística era 10 veces mayor a la de hacia 5 años. En 2013, en España se repartían 125.000 paquetes diarios, mientras que actualmente la media de entregas diarias se sitúa aproximadamente en torno a los 1.200.000 paquetes.

Por lo tanto, la gran capacidad de adaptación del sector logístico español, junto a las buenas prácticas realizadas han permitido a las empresas logísticas aprovechar al máximo la explosión del comercio digital, y por lo tanto, obtener unos muy buenos resultados.