A principio de 2020, entró en vigor la aplicación del sistema REX para las exportaciones e importaciones en territorios de Ultramar. El sistema REX puede ser desconocido para varias personas, por este motivo a lo largo de esta entrada hablaremos sobre qué es el REX, cuáles son sus características y cómo afecta a las empresas de transporte.

¿Qué es el sistema REX?

El sistema REX, también conocido como Sistema de Registro de Exportadores, es un sistema que afecta a la exportación de mercancías. El sistema REX ha sido creado con el objetivo de certificar el origen de las mercancías en el Sistema Generalizado de Preferencias. Gracias a este sistema los exportadores podrán certificar el origen de las mercancías en las facturas o documentos comerciales, de este modo ya no será necesario expedir certificados de origen.

Para que las empresas de transporte puedan acogerse al sistema REX deberán registrarse en la Agencia Tributaria. Los organismos aduaneros de cada territorio expedirán un código REX que será válido para cualquier operación. Sin embargo, la Agencia Tributaria dispondrá de 120 días para conceder o no el número REX.

Solicitud de registro

Las entidades exportadoras deberán solicitar ser registradas a las autoridades de su propio país mediante la cumplimentación de un formulario (anexo 22-06). Como ya hemos comentado, en el caso de España, la Agencia Tributaria dispondrá de 120 días para comunicar si al solicitante se le concede o no el registro.

En caso de ser apto para el registro los solicitantes recibirán su número de registro, conocido como número REX. Dicho número es una secuencia de 35 caracteres alfanuméricos, en la cual figura una referencia al país emisor.

Es importante recordar que la solicitud de registro a la Agencia Tributaria no comporta ningún coste. Además, la solicitud de registro tampoco está sujeta a ningún periodo concreto, por lo tanto, puede solicitarse en cualquier época del año.

Características y beneficios del sistema REX

Una de las principales características del sistema REX es su carácter de aplicación unilateral, ya que solamente será necesario para importar a la Unión Europea mercancías que procedan de territorios de Ultramar. Para exportar mercancías procedentes de la Unión Europea a territorios de Ultramar no será posible acogerse al sistema REX, por lo tanto, no se aplicará una reducción de los aranceles.

Los grandes beneficios que aporta este sistema REX respecto a los sistemas convencionales son: por un lado, la simplificación del proceso y la reducción de trámites burocráticos. Por otro lado, las empresas registradas en este sistema podrán beneficiarse de descuentos en las aduanas. Otra de las grandes ventajas del sistema es que el origen de todos los productos quedará certificado de forma rápida y simple. Toda esta simplificación de procesos tiene el objetivo de facilitar el flujo de mercancías entre los territorios e incentivar el comercio exterior.