La aparición de las nuevas tecnologías y los cambios que han supuesto han obligado a muchas empresas a adaptar y/o reorientar sus negocios y sus actividades para sobrevivir en un entorno cada vez más competitivo. La tecnología avanza a pasos agigantados, por lo tanto, es de vital importancia para las empresas actualizarse y estar al día de todos los cambios que se van produciendo.

A lo largo de los últimos años, la tecnología ha ayudado a las empresas en múltiples aspectos como pueden ser la recogida y tratamiento de datos, la monitorización de procesos, la automatización o simplificación de algunas actividades o el análisis de información para facilitar la toma de decisiones estratégicas.

La logística es un sector que no ha quedado al margen de todos estos cambios, es más, podríamos decir que ha sido uno de los sectores que se ha visto más afectado por los cambios tecnológicos. La aparición del e-commerce ha revolucionado el sector y ha obligado a muchas empresas del sector a adaptarse. Por suerte, todos estos cambios han venido de la mano de herramientas que han permitido a las empresas modificar sus prácticas rápidamente. Una de esas herramientas son los softwares relacionados con la gestión y el control de los almacenes. Por este motivo, a continuación, comentaremos qué son los Sistemas de Gestión de Almacén (SGA) y los Sistemas de Control de Almacén (SCA) y en que se diferencian.

¿Qué son los SGA y los SCA?

Los Sistemas de Gestión de Almacén (SGA o WMS en inglés) son un tipo de software que integra, coordina y optimiza en tiempo real todas las operaciones, funciones y elementos que existen en un almacén o centro logístico. Este tipo de software tiene por objetivo mejorar los procesos que se realizan en un almacén, optimizar el aprovechamiento del espacio, controlar el nivel de existencias y gestionar las entradas y salidas de mercancías, evitando la acumulación de stock, perdidas de mercancías y desaprovechamiento del espació de almacenaje disponible para así reducir los costes logísticos de la empresa.

Los Sistemas de Control de Almacén (SCA o WCS en inglés) son un software que permite a los almacenes y centros logísticos controlar todas las operaciones que ejecutan los SGA y hacer funcionar de forma automática dispositivos como transelevadores de carga, cintas transportadoras, etc.

Por lo tanto, un SCA es un software que funciona como un enlace que conecta todos los dispositivos automáticos de un almacén entre ellos para que funcionen como una sola unidad. Además, los SCA son capaces de asignar a los diferentes dispositivos que tiene conectados tareas que irán realizando de forma fluida y eficiente. Entre estas tareas encontramos algunas como: la creación de rutas y procesos de automatización, control y gestión del flujo de trabajo, establecer prioridades entre procesos y la monitorización de los sistemas.

En cuanto a los dispositivos o sistemas que pueden conectarse a un SCA encontramos los siguientes: transelevadores, vehículos de guiado automático, cintas transportadoras, carruseles, paletizadoras, autómatas programables y sistemas de picking por voz o por luz.

La inmensa mayoría de almacenes automáticos, ya sean parciales o totales, cuentan con un SCA integrado en un SGA. De este modo el SCA puede recopilar datos que posteriormente envía al SGA para ser analizados y así, poder disponer de información precisa sobre el funcionamiento del almacén.

Evolución del SGA y los SCA

Los SCA se están convirtiendo en softwares muy complejos y a medida que evolucionan están siendo capaces de tomar decisiones muy avanzadas, por lo tanto, cada vez tiene menos sentido que el SCA actúe como un intermediario de información entre el SGA y la maquinaria del almacén. Al SCA se le está otorgando poco a poco más autonomía respecto al SGA, ya que los Sistemas de Control están obteniendo funciones que antes solamente ejecutaban los Sistemas de Gestión. Por lo tanto, siguiendo la lógica actual, es bastante probable que en un futuro no muy lejano el SCA integre las funciones de un SGA, y este último acabe quedando obsoleto.