En las operaciones de transporte internacional escoger el medio de transporte adecuado es fundamental para garantizar el éxito de la operación. El responsable de diseñar la estrategia no solamente deberá tener en cuenta factores como el timing o el coste de la operación a la hora de decantarse por un medio de transporte u otro, sino que también deberá considerar el tipo de mercancía que va a transportar.

Dependiendo del tipo de mercancía que el agente pretenda movilizar deberá escoger un medio de transporte que se ajuste a las necesidades y/o las condiciones específicas que puedan requerir algunas mercancías en concreto. Por este motivo, en esta entrada comentaremos que medios de transporte son los más adecuados para el transporte de algunas mercancías y detallaremos las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos.

 

¿Qué medio de transporte elijo?

Antes de nada, cabe destacar, que el tipo de mercancía que transportemos será el factor más determinante a la hora de escoger un medio de transporte. Además del tipo de mercancía, también influirán otros factores como el coste de la operación, el tiempo de tránsito que tengamos fijado y otros elementos que pueden llegar a modificar la alternativa más adecuada, ya que en algunas operaciones deberemos priorizar la velocidad de entrega o el coste.

Dejando de lado estos factores, nos centraremos en analizar los medios de transporte más utilizados (transporte por carretera, marítimo, aéreo y ferroviario), y ver qué ventajas nos ofrecen cada uno respecto al resto.

1. Transporte por carretera

El transporte por carretera es el tipo de transporte ideal para movilizar un bajo volumen de mercancías, como podrían ser pallets con productos alimentarios, productos químicos, etc. Una de las principales ventajas del transporte por carretera es su precio, siendo éste uno de los medios de transporte más económicos, ya que su coste es bastante reducido en comparación con las otras alternativas.

En cuanto a los aspectos negativos debemos destacar que este medio de transporte presenta problemas relacionados con la limitación geográfica. El transporte por carretera no es recomendable para transportar mercancía (sobre todo si es perecedera) a más de 2.500 – 3.000 Km de distancia. El segundo gran problema que presenta está relacionado con la seguridad de la mercancía, puesto que no es un medio de transporte muy recomendable para el transporte de mercancías frágiles debido al continuo movimiento que sufre la carga.

2. Transporte Ferroviario

El ferrocarril es un medio de transporte muy recomendable para movilizar cargas de gran volumen, ya sean sólidos o líquidos. Como gran ventaja destaca su coste, ya que es una de las alternativas más económicas para realizar envío de gran volumen. Sin embargo, su principal inconveniente es que solamente puede llegar hasta donde lleguen las vías, por lo que siempre deberemos combinar el ferrocarril con otro medio de transporte para acercar la carga al punto de entrega.

3. Transporte marítimo

El transporte marítimo es la alternativa más adecuada para el transporte de mercancías muy pesadas y/o de gran volumen. Este medio de transporte permite transportar desde grandes maquinarias pesadas a grandes volúmenes de mercancías en estado sólido, líquido y gaseoso. Gracias a su gran capacidad de almacenamiento, los buques pueden cargar con contenedores especiales, como por ejemplo los refrigerantes o climatizados, que facilitaran la conservación de la mercancía.

Por otro lado, el principal inconveniente del transporte marítimo son los tiempos de entrega, ya que suelen ser mucho más amplios que los que ofrecen otros medios de transporte.

4. Transporte aéreo

Finalmente, el transporte aéreo es el medio de transporte ideal para realizar envíos urgentes a distancias largar y para transportar mercancías de valor elevado. La principal ventaja que ofrece este medio de transporte es la rapidez de sus entregas y la seguridad con la que se transporta la mercancía. Además, otro factor que lo hace destacar es su capacidad para eliminar las limitaciones geográficas a las que tengamos que hacer frente. El gran problema que presenta esta alternativa es su elevadísimo coste, ya que es la opción más costosa entre los medios de transporte convencionales.