El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha declarado ilegales los peajes que la Diputación General de Guipúzcoa implantó el pasado mes de enero en la nacional N-I y en la autovía A-15. La CNTC, junto a otras organizaciones recurrieron a los tribunales para tratar de oponerse a las medidas implantadas por la Diputación General de Guipúzcoa. Ahora ésta, tiene la posibilidad de presentar un nuevo recurso contra la sentencia durante los próximos 30 días.

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha anulado la normativa implantada y condena a la Dirección General de Guipúzcoa. Esto se debe a que el Tribunal Superior reconoce los argumentos planteados por las organizaciones de transportistas. Estos últimos, defienden que la implantación de peajes para los transportistas discrimina de forma indirecta el transporte con origen y/o destino en Guipúzcoa; lo cual vulnera la norma de no discriminación recogida en el artículo 7.3 de la Directiva 2011/76/UE.

La implantación de dichos peajes superaban prácticamente en un 200% el coste medio de los peajes para camiones en la red de peajes españolas. Además, estos peajes se situaron en vías convencionales que no ofrecían elementos técnicos ni servicios.

Fenadismer, ha emitido un comunicado en el cual muestran su confianza en que las Administraciones públicas afectadas y condenadas por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco no recurran la sentencia que se ha impuesto, ya que consideran que la resolución está perfectamente fundamentada.