La empresa Wärtsilä, en Finlandia, se convirtió el pasado mes de agosto en la primera empresa de transportes en realizar una prueba de operación y control de un barco a través de un control remoto mediante un satélite.

Tal y como Anave a informado, el buque, de 80 metros de eslora, realizó diversas maniobras durante más de 4 horas. Todas estas maniobras que realizaba el buque eran controladas por la empresa Wärtsilä desde su sede en San Diego.

Según la compañía finlandesa, uno de los principales obstáculos en las operaciones de navegación inteligente es conseguir la capacidad de control y un seguimiento remoto eficiente.