Tras la última revisión realizada sobre los INCOTERMS, la Cámara de Comercio Internacional estableció una serie de cambios y modificaciones sobre los mismos. Estos cambios entrarán en vigor a partir del próximo 1 de enero de 2020. Por lo tanto, en esta entrada revisaremos las principales modificaciones que sufrirán algunos de los términos, así como algunos otros Incoterms que se reemplazarán por otros distintos. (Además, también comentaremos como afectan estos cambios a las empresas dedicadas a la importación y exportación.)

¿Qué son los INCOTERMS?

Podemos definir los Incoterms (International Commercial Terms) como términos compuestos por tres letras que reflejan y describen las normas y condiciones que regulan el transporte y la entrega de mercancías, y que aceptan el comprador y vendedor de forma voluntaria. Estos términos suelen utilizarse en operaciones de transporte internacional, y se utilizan para aclarar los costes de las transacciones que se llevan a cabo entre el comprador y el vendedor, estableciendo las responsabilidades de cada uno en la operación.

Para conocer todos los Incoterms que existen y las particularidades de cada uno de ellos te recomendamos que visites nuestra entrada en este mismo blog haciendo click aquí.

Nuevas modificaciones

Supresión del Incoterm DAT

En un principio, la Cámara Internacional de Comercio planeó eliminar Incoterms como el EXW y/o el DDP, pero debido a la gran cantidad de personas y operadores que trabajan con estos dos Incoterms decidieron aplicar cambios menos drásticos y, por lo tanto, mantenerlos.

Por otro lado, otro de los Incoterms que generó una gran controversia fue el DAT (Delivered At Terminal). Originalmente el DAT obligaba al exportador a hacerse cargo de toda la logística hasta el terminal o puerto del país del comprador. Sin embargo, la imprecisión de la palabra ha generado dudas a los usuarios a la hora de definir qué se entiende por terminal. Además, el DAT tampoco hacia referencia a quién correspondía hacerse cargo de la descarga de la mercancía. Debido a la confusión que originaba este Incoterm por su falta de precisión la Cámara de Comercio Internacional ha optado por eliminarlo y sustituirlo por uno nuevo: el DPU (Delivered at Place Unloaded).

Creación de un nuevo Incoterm: el DPU (Delivered at Place Unloaded)

El nuevo Incoterm DPU es la respuesta a la eliminación del DAT. El DPU es un nuevo Incoterm que podrá ser utilizado a partir del próximo 1 de enero de 2020. A continuación, comentaremos las responsabilidades que genera este Incoterm para el exportador:

El DPU obliga al exportador a hacerse cargo de el embalaje y el transporte de la mercancía hasta el puerto o terminal de cruce, además de tener que hacerse responsable de todos los trámites necesarios para la exportación. El DPU también hace responsable al exportador de gestionar el transporte de la mercancía hasta el país de destino.

Finalmente, el exportador tendrá la obligación de avisar al comprador cuando la mercancía se encuentre en el lugar acordado por ambas partes, para que el importador pueda hacerse cargo de los trámites de importación.

El DPU no solo genera obligaciones para el exportador, sino que también establece algunos requerimientos para el importador. A continuación, detallamos las obligaciones que el DPU fija para el importador:

El importador deberá ofrecer su apoyo al exportador a la hora de gestionar los trámites de exportación facilitando la información y/o documentos necesarios requeridos y solicitados por el exportador. También, el DPU, establece que el importador será el encargado de recibir la mercancía en el punto acordado para realizar los trámites aduaneros que correspondan.

Modificación en las clausulas de seguros en CIF y CIP

A la hora de contratar un seguro de transporte existen 3 tipos de cláusulas: la Cláusula A, la Cláusula B y la Cláusula C. Cada una de las cláusulas establece un grado de cobertura siendo la A la que ofrece un grado de cobertura más alto y la C el más bajo.

Hasta la fecha, los Incoterms que incluyen seguros se gestionaban mayormente con una cláusula C, es decir el seguro que tenía un menor grado de cobertura. A partir del 2020 se recomienda un seguro con cláusula A para el Incoterm CIP y un seguro con cláusula C para el Incoterm CIF. Sin embargo, en el contrato el comprador y el vendedor podrán acordar el grado de la cláusula que más les convenga en ambos Incoterms.