Una de las últimas tendencias en el transporte de mercancías por carretera han sido el auge de los megacamiones. La presencia de estos vehículos en las vías españolas es cada vez más abundante, por ello hoy analizamos sus ventajas e inconvenientes.

Los megacamiones entraron en circulación en España tras el visto bueno de la DGT. Durante el tiempo que estos vehículos llevan circulando se han analizado sus múltiples ventajas e inconvenientes y también, se ha estudiado a qué tipo de actividades y empresas beneficia.

Los expertos en el sector del transporte y la logística opinan que los megacamiones beneficiarán principalmente a los grandes agentes de carga. Los sectores del gran consumo y el automovilístico podrán ver reducidos sus costes derivados de las operaciones logísticas gracias a las economías de escala que existen en el transporte de mercancías por carretera.

Ventajas

Los agentes que operan en el sector transporte han evidenciado una gran satisfacción por las ventajas y posibilidades que ofrecen estos nuevos vehículos a la hora de transportar mercancías. Entre todas las ventajas destacan las siguientes:

En primer lugar, los megacamiones evidencian una gran reducción de costes derivados de las operaciones logísticas. Los expertos consideran que al tener una capacidad adicional de hasta el 57% estos vehículos permiten optimizar los recursos y aumentar la eficiencia, los que en algunos casos puede llegar a conllevar un ahorro del 22%. Por lo tanto, se consigue reducir el precio de la tonelada/kilómetro, hecho que provoca el aumento de la competitividad en el sector.

Otro aspecto positivo es la reducción de la contaminación, ya que según la Unión Europea se pueden llegar a reducir la emisión de más de 300.000 toneladas de CO2 (dióxido de carbono) a la atmósfera.

La reducción de emisiones de gases nocivos viene dada por la disminución del número de camiones circulando por las carreteras. El aumento de la capacidad de los megacamiones favorece la disminución de camiones convencionales, ya que a mayor capacidad menos vehículos se requieren para el transporte de mercancías. Este hecho provoca una mejoría en la fluidez del tráfico.

 

Inconvenientes

Si bien es cierto que los operadores ven con muy buenos ojos la incorporación de los megacamiones, también es cierto que no todo son ventajas. A continuación, presentamos algunos de los principales inconvenientes que aprecian los expertos:

Por un lado, algunos expertos consideran que este tipo de camiones pueden llegar a suponer un riesgo para la seguridad vial. Las dimensiones y el peso de estos vehículos pueden llegar a suponer un riesgo a la hora de realizar maniobras o adelantamientos en las vías. Además, los expertos recuerdan que no se requiere de ninguna titulación ni acreditación para conducir estos camiones.

Por otro lado, los expertos consideran que las inversiones necesarias para realizar adaptaciones y modificaciones de las vías públicas para el acondicionamiento de las mismas al uso de los megacamiones serían muy elevadas.

Finalmente, hay quien cuestiona la reducción de la contaminación, ya que si se reduce el coste del transporte por carretera se fomentará cada vez más su uso. A la larga el uso de megacamiones podría suponer un freno al uso de los ferrocarriles para el movimiento de mercancías, el cual es un medio más limpio desde un punto de vista medioambiental.

 

Situación actual del transporte de mercancías

A modo de conclusión podemos afirmar que los megacamiones permiten a las empresas reducir sus costes logísticos y, por lo tanto, aumentan la competitividad del sector. El transporte de mercancías por carretera está siguiendo una tendencia parecida a la del transporte marítimo, dónde las navieras cada vez más utilizan buques más grandes para ahorrar costes.