Hace poco comentábamos en otro post factores debemos tener en cuenta a la hora de comprar los palets. Sin embargo, en el mercado actual existen una amplia gama de palets con diferentes características. Según la funcionalidad que le otorguemos al palet, deberemos decantarnos por un tipo u otro. Los palets pueden variar en función de si los queremos para exportar o simplemente para almacenar, en función de la carga y el espacio y del que dispongamos y en función de cómo los vayamos a movilizar.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de escoger un palet

Dimensiones

A la hora de exportar productos, deberemos conocer la normativa internacional de transporte y los requisitos particulares de los diferentes países a los que vamos a exportar.

Por noma general, se utilizan mayoritariamente dos tipos de palets en cuanto a dimensiones se refiere. El primer tipo es el palet europeo. Las dimensiones del palet europeo son de 1200x800mm, medidas basadas en las dimensiones de los vagones de los trenes y los remolques de los camiones, ya que permite aprovechar el espacio de carga al máximo. Además, dentro del palet europeo, también encontramos el Display palet de dimensiones mucho más reducidas (600x800mm). El segundo tipo de palet es el palet americano, con dimensiones ligeramente superiores al europeo (1200x1000mm). Este tipo de palet recibe el nombre de americano, porque es el más utilizado en América y en otros mercados como el de Japón.

Peso

El peso es otro de los factores claves a la hora de decantarnos por un tipo de palet u otro. Actualmente encontramos en el mercado una amplia variedad de palets de diferentes materiales, a los comunes de madera, plástico y metal se les añaden otros como los de cartón, fibra de madera o los de fibra de cristal. Dependiendo del peso de la carga que vayamos a transportar deberemos asegurarnos que el material del que se componga el palet será el adecuado para soportar el peso de la carga.

Temperatura

Este aspecto está bastante ligado con el anterior. A la hora de transportar ciertas mercancías deberemos también tener en cuenta la temperatura de la carga. No todos los palets de cualquier material son aptos para el transporte de mercancías a temperaturas muy bajas o elevadas. Por lo tanto, a la hora de elegir el palet que utilizaremos para el transporte de la carga deberemos asegurarnos que el material será capaz de soportar la temperatura. Actualmente en el mercado podemos encontrar palets creados con materiales específicos que soportan temperaturas entre los -65ºC y los 120ºC.

Tipo de carga

Otro aspecto de gran relevancia a la hora de elegir un tipo de palet es la carga que van a soportar. Cada palet tiene un rango de carga máxima, que evidentemente variará en función de la resistencia del material con el que esté fabricado el palet. Sin embargo, podemos diferenciar dos factores a tener en cuenta:

  • Carga estática: con carga estática hacemos referencia al peso que el palet es capaz de soportar en estático, es decir, sin que se le aplique ningún tipo de movimiento. La carga en estático, nos permitirá saber el peso máximo de la carga que puede soportar y también, cuantos palets podemos apilar sobre el mismo sin que se deteriore o rompa.
  • Carga dinámica: con carga dinámica hacemos referencia al peso máximo que puede resistir un palet cuando está siendo transportado. La carga dinámica en la gran mayoría de los casos será siempre inferior a la carga estática que pueda soportar un palet.

Cargamentos específicos

A la hora de transportar ciertos tipos de cargamentos deberemos usar un tipo de palet específico, concretamente, cuando transportemos productos alimentarios o de tratamiento sanitario deberemos utilizar los palets indicados en la normativa ISPM15. Esta normativa es la encargada de regular los tipos de palets y las condiciones que éstos deben cumplir a la hora de transportar mercancía relacionada con la alimentación y productos sanitarios.